Anti-Defamation League

Follow ADL on:

Google+

LinkedIn

Pinterest

Follow ADL on Pinterest
Click to pin: 

Read our Blog

Keep up-to-date with the Access ADL Blog and get new post by e-mail.

Tune in

Listen and subscribe to the ADL Podcasts on iTunes, or visit the website: podcast.adl.org.

Stay connected

Subscribe to ADL Newsletters.

El Líder de la ADL Afirma Que los Judíos Tienen un Amigo en el Papa Francisco

Abraham Foxman entró a formar parte de la Liga Antidifamación —una de las más visibles organizaciones de apoyo a los judíos en Estados Unidos—en 1965, el año en que terminó el Segundo Concilio Vaticano. Entre sus objetivos, esa reunión de obispos católicos del mundo entero intentó dar un nuevo rumbo a las relaciones entre católicos y judíos a través de un revolucionario documento titulado Nostra Aetate.

Foxman, quien asumió el cargo de Director nacional de la ADL en 1987, ha visto muchos cambios en los años transcurridos desde el Concilio Vaticano II en cuanto a la relación entre el catolicismo y aquellos a quienes el Papa Juan Pablo II llamaba los "hermanos mayores" de la iglesia.

Foxman sigue fortalecido, entre otras cosas liderando una delegación que anualmente viaja a Roma para dialogar con funcionarios del Vaticano. Durante un receso en la reunión de la ADL del viernes en Palm Beach, este hombre de 73 años habló brevemente sobre sus impresiones del Papa Francisco y la inminente visita del pontífice a Israel en mayo.

¿Qué opina del nuevo Papa?

No podríamos haber deseado un mejor Papa para el pueblo judío. Desde luego, primero que todo él servirá ante todo al mundo católico y cristiano.

¿Por qué es bueno para los judíos?

Tras la muerte de Juan Pablo II nos preocupaba que el Vaticano lo considerara como una aberración, que pensara que su interés en los judíos se debía a que provenía de Polonia, a sus experiencias en la guerra, etc. Luego vino su sucesor, Benedicto XVI, que de hecho institucionalizó los cambios iniciados por Juan Pablo en relación a la comunidad judía. Así que la preocupación era, ¿qué sucederá? ¿Qué continuidad tendrá esto?

Y nos encontramos con un Papa que no esperó a ser Papa para visitar una sinagoga porque, como cardenal de Buenos Aires, visitó la sinagoga y tenía una excelente relación con la comunidad judía. Es un Papa que incluso fue a la sinagoga en Selijot [una festividad que señala la noche del sábado antes de Rosh Hashanah y Yom Kippur]… ¡la mayoría de los judíos ni siquiera saben lo que es Selijot! Así de cercano estaba él, así que sabemos que nos entiende, que es sensible a los problemas, y que será una voz que continuará fomentando una relación más abierta.

¿Por qué habría de importarle a los judíos quién es el Papa y lo que piensa la Iglesia Católica?

Desafortunadamente, debido a la historia. Lo que el Papa decía, lo que el cristianismo decía, tuvo un gran impacto en la persecución de los judíos. Ya fuera la Inquisición, la expulsión de los judíos o, incluso, el grado de antisemitismo, los Papas y el cristianismo marcaban la pauta con respecto a si los judíos tenían vitalidad e incluso viabilidad. Hoy día, más de un billón de personas escuchan lo que el Papa dice, lo que dice el Vaticano, y ellos siguen estableciendo la pauta en términos de respeto o irrespeto. Es muy, muy importante.

El Papa irá a Israel en mayo. Si lo llamara por teléfono y le dijera "Abe, deme algunos consejos", ¿qué le diría?

Seguiría los pasos del Papa Juan Pablo II. Él entendía los delicados temas emocionales. Yad Vashem es importante, el Muro de las Lamentaciones es importante, el mensaje de perdón es importante.

Juan Pablo se sentía cómodo recorriendo Tierra Santa, no solo como ‘Tierra Santa’ sino que también se comunicaba con Israel y el pueblo israelí. Por una parte, el Papa va porque es Tierra Santa, es donde Jesús caminó, y nosotros valoramos y entendemos eso. Al mismo tiempo, es el lugar donde viven los judíos. Él necesita comunicar que así como visita una sinagoga para asegurarse de que los judíos tienen vitalidad, [Israel] es el lugar natural del pueblo judío.

En mi opinión, ese es un mensaje de gran importancia no solo para los judíos sino para el mundo árabe. Si el Santo Padre entiende que Israel está ahí y seguirá estándolo, que existe un estado judío y que es de gran valor, está haciendo una afirmación. Es importante que reconozca que Jesús era judío y que los judíos tienen su propio sendero a la salvación, pero también es importante que reconozca que los judíos tienen derecho a su propia patria y a un estado judío. Cualquier forma en que comunique eso, será de gran importancia.

¿Es verdad que usted tuvo la oportunidad de publicar un libro escrito por el futuro Papa con un rabino en Argentina y lo dejó pasar?

Tuve la oportunidad de publicar el libro con [Jorge Mario] Bergoglio porque el rabino [Rabino Abraham Skorka] me llamó y me dijo: "Acabo de escribir este libro en español, ¿por qué no lo publicas en inglés?" ¡Lo dejé pasar y cómo me arrepiento! En el momento pensé que si lo hacía por este cardenal, tendría que hacerlo por todo el mundo y realmente no somos una casa editorial. Mirando atrás, obviamente lamento no haber aceptado.


John Allen Jr., antes corresponsal en el Vaticano para el National Catholic Reporter, es editor asociado del Boston Globe y cubre el catolicismo global.

Periodista del Globe

Bookmark and Share
Vatican Photo
Global 100

Related

Media Relations

Press Inquiries