Impactante aumento de estrellas amarillas que banalizan el Holocausto en toda Europa

  • June 7, 2021
Star

En toda Europa, las protestas contra las restricciones del COVID-19 y las campañas públicas que promocionan las vacunas contra el virus han incluido símbolos e imágenes del Holocausto, entre ellas la estrella amarilla.

La utilización de este tipo de imaginería del Holocausto compara erróneamente el régimen nazi antisemita, racista, misógino, xenófobo y homófobo, y sus actos genocidas, con las actuales medidas gubernamentales para contener la pandemia. Compararlos no es solamente un acto moralmente indignante, sino que también representa un intento de restarle importancia a la enormidad del Holocausto.

En una manifestación el 25 de abril en Londres contra la vacunación, los manifestantes que marchaban "por la libertad" fueron fotografiados luciendo estrellas amarillas que incluían los contornos del símbolo judío de la estrella de David prendidos en sus solapas o colgados de cordones.

La estrella amarilla es un símbolo muy conocido que los judíos de la Alemania nazi tenían que llevar a la vista en su ropa para poder ser identificados como judíos tras la noche del pogromo del 9 de noviembre de 1938. Los judíos que se negaban a llevar la estrella podían ser fusilados en el acto.

El mismo grupo de manifestantes llevaba también carteles con lemas como "Holocausto de la vacuna contra el Covid 19". Como comentó Karen Pollock, directora ejecutiva del UK Holocaust Educational Trust: "La ignorancia de la historia que esta gente invoca es profundamente dolorosa; en el peor de los casos es provocativa y deliberadamente antisemita".

En Francia, algunos de los 45 manifestantes que se oponían a las medidas contra el Covid fueron vistos en la histórica ciudad de Aviñón portando pancartas con estrellas amarillas y llevando puestas estrellas amarillas con las palabras "No vacunado". Los manifestantes también compararon con el antisemitismo nazi la propuesta de un pasaporte de la Unión Europea reservado a quienes se hayan vacunado contra el Covid-19. Uno de los organizadores incluso se obstinó en la analogía al señalar: "Los alemanes empezaron prohibiendo las guarderías y los cines a los judíos". Durante una entrevista, uno de los manifestantes admitió que el uso de símbolos del Holocausto es "quizá un poco fuerte". Un parlamentario de la región, Eric Ciotti, condenó a los manifestantes como "estúpidos" e "indignantes".

Una imagen publicada en los foros de extrema derecha francófonos de Reddit —y luego compartida cientos de veces en Facebook— compara a los judíos obligados a subir a los trenes de deportación que los llevarían a las inhumanas cámaras de gas con las personas que hacen fila para ser vacunadas contra el Covid-19. La imagen dice: "Pensaron que era solo una pequeña ducha. Pensaron que era solo una pequeña inyección". 

Además, una enfermera francesa trinó que se niega a administrar la vacuna contra el Covid-19 para no "cometer un experimento médico" que violaría las "Leyes de Nuremberg". Estas leyes antisemitas y racistas, promulgadas en la Alemania nazi en 1935, proscribían la ciudadanía del Reich para los judíos y prohibían los matrimonios entre alemanes y judíos (alemanes). Desde el 11 de enero, el trino ha recibido cerca de 5.000 "me gusta" y ha sido compartido más de 2.400 veces; hasta la fecha sigue en línea.

En los Países Bajos, el partido Foro para la Democracia (FVD) relaciona en un cartel la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial con la política de Covid-19 del gabinete. La ONG contra el odio CIDI escribe: "La inapropiada acción del FVD, que trivializa y malversa el sufrimiento de las víctimas de la Segunda Guerra Mundial para su propio beneficio político, demuestra una preocupante falta de conciencia histórica". El CIDI también informó que algunos holandeses han equiparado el toque de queda impuesto por el gobierno con las medidas adoptadas durante la ocupación nazi y con la situación de Ana Frank en la Casa de atrás. Anteriormente, en agosto de 2020, en una protesta en La Haya contra la ley de emergencia por Covid, los activistas antivacunación prendieron estrellas de David con el texto "Sin vacunar" a sus hijos.

En la República Checa, varios manifestantes lucieron estrellas de David amarillas con la inscripción "Sin vacunar" en una manifestación contra las restricciones por el Covid en Praga el 8 de enero. La Federación de Comunidades Judías de la República Checa, así como varios funcionarios electos, condenaron "el abuso del libro de texto y la relativización de un símbolo del Holocausto que está asociado al sufrimiento de millones de personas. Es evidente que es necesario educar constantemente a nuestra sociedad y recomendar a todos los que recurren a tan vulgares exhibiciones que visiten los lugares asociados al genocidio nazi tanto en el país como en el extranjero".

Dos días después, el diputado checo Lubomír Volný (SPD), publicó un collage en el que el mensaje del cartel que colgaba sobre el campo de concentración de Auschwitz —"Arbeit macht frei" ("El trabajo los hará libres")— se cambiaba por "Vaccine macht Frei" o "La vacuna los hará libres".

En Bélgica, en mayo de 2021, manifestantes contra la vacunación en Bruselas marcharon con pancartas que incluían la "estrella amarilla" sobre un fondo de rayas que se supone representa los uniformes de los prisioneros de los campos de concentración, con la inscripción "non vaccine", que en francés significa "sin vacunar".

En Alemania, han sido numerosos los informes sobre la trivialización del Holocausto en las manifestaciones contra las medidas anti-Covid. Varios manifestantes en ciudades de toda Alemania han lucido uniformes de prisionero a rayas y estrellas amarillas con la leyenda "No vacunado".  El color y el tipo de letra eran casi idénticos a los de las insignias que los judíos fueron obligados a llevar durante el Holocausto. Otros, con atuendos similares, sostenían carteles en los que se leía: "Las máscaras los harán libres" o "La vacunación los hará libres". La ciudad de Múnich reaccionó en mayo de 2020 prohibiendo el uso de las estrellas de David de la época nazi en las protestas contra el Covid-19. El comisionado de antisemitismo de Alemania, Felix Klein, también se pronunció, diciendo que llevar las estrellas judías modificadas era una "ruptura calculada de un tabú". Un año más tarde, en mayo de 2021, pidió a las ciudades y municipios que prohíban el uso de la estrella amarilla en las manifestaciones y tomen medidas contra ello por medio de la ley reguladora.

En una manifestación en noviembre de 2020, una joven hizo un paralelismo espantoso: "Me siento como Sophie Scholl porque he participado activamente en el movimiento de resistencia durante meses". Sophie Scholl y su hermano Hans fundaron en 1942 el grupo "Rosa Blanca". Junto con otros miembros del grupo, fueron arrestados y ejecutados tras ser sorprendidos distribuyendo folletos antinazis.

El número de ejemplos está relacionado con las conclusiones del organismo RIAS de vigilancia del antisemitismo en Alemania. RIAS informó que en 2020 casi uno de cada dos incidentes antisemitas en Baviera y uno de cada cinco incidentes en Berlín estaban relacionados con la pandemia del COVID-19.

Las medidas contra el COVID y las manifestaciones contra la vacunación se han convertido en focos de trivialización del Holocausto y de teorías y tropos de conspiración antisemita en toda Europa. Los ejemplos anteriores demuestran la falta de comprensión y empatía por el sufrimiento y el trauma del pueblo judío durante y después del Holocausto. También son un testimonio de la necesidad de continuar e intensificar la educación sobre el Holocausto en Europa en personas de todas las edades.