ADL: La decisión sobre la Ley de Derecho al Voto es un grave revés a los derechos civiles

Nueva York, NY, junio 25 de 2013...La Liga Antidifamación (ADL) se refirió hoy a la decisión de la Corte Suprema que invalidó una parte fundamental de la Ley de Derecho al Voto (LDV) de 1965 como "un grave revés al progreso que hemos logrado en los derechos civiles durante los últimos 50 años".

En 2006, el Congreso extendió la LDV —una de las más importantes y efectivas leyes de derechos civiles aprobadas en la historia— por otros 25 años. La ley exige a ciertos estados y condados con un historial de prácticas de votación discriminatorias que pidan autorización al gobierno federal antes de hacer modificaciones en sus leyes electorales. Hoy, en Shelby County vs Holder, una muy dividida Corte Suprema aniquiló efectivamente una provisión clave de dicha ley.

Barry Curtiss-Lusher, Presidente Nacional de ADL, y Abraham H. Foxman, Director Nacional de ADL, emitieron la siguiente declaración:

Esta decisión es profundamente decepcionante y constituye un grave revés al progreso que hemos logrado en los derechos civiles. Durante casi 50 años, la Ley de Derecho al Voto ha protegido a los electores pertenecientes a minorías, ayudando a garantizar que todos —sin importar su raza, etnicidad u origen nacional— puedan ejercer su derecho constitucional al voto. Esta decisión amenaza gran parte del progreso alcanzado.

La Corte ha ignorado la abundante evidencia congresal sobre continuas discriminaciones electorales y la reemplazo con su propia visión que una fuerte LDV ya no es necesaria. Esperamos, sin duda, que un día la protección ofrecida por la Ley de Derecho al Voto ya no sea necesaria y que todos los electores idóneos puedan votar, libres de barreras discriminatorias. Desafortunadamente, ese día aún no ha llegado.

El Congreso debe actuar rápida y decididamente para proteger el derecho al voto y enfrentar la permanente amenaza de discriminación racial. Nosotros trabajaremos con nuestras coaliciones, instando al Congreso a dejar de lado las diferencias tendenciosas, como lo hicieron en 2006, y a unirse para proteger el derecho al voto de todos los americanos.

La Leadership Conference on Civil and Human Rights —la Conferencia de Liderazgo sobre Derechos Humanos y Civiles—, de la que la ADL es miembro fundador, presentó un informe amicus en este caso en representación de todas las agencias que la conforman.

ADL is the world’s leading anti-hate organization. Founded in 1913 in response to an escalating climate of anti-Semitism and bigotry, its timeless mission is to protect the Jewish people and to secure justice and fair treatment for all. Today, ADL continues to fight all forms of hate with the same vigor and passion. A global leader in exposing extremism, delivering anti-bias education, and fighting hate online, ADL is the first call when acts of anti-Semitism occur. ADL’s ultimate goal is a world in which no group or individual suffers from bias, discrimination or hate.

More from this Section