Nueva plataforma de la ADL ayuda a los consumidores a tomar medidas contra la incitación al odio

Nueva York, NY, Junio 10, 2013...En un intento por ayudar a los usuarios del internet a navegar mejor los distintos mecanismos disponibles para denunciar el discurso de incitación al odio en línea, La Liga Antidifamación (ADL) ha hecho público, hoy, una nueva plataforma en línea, fácil de usar, donde los consumidores pueden aprender cómo y dónde denunciar la intimidación y el discurso intolerante y de odio ante los principales proveedores de internet y plataformas de medios sociales.

La Guía de Acción para la Seguridad Cibernética de la ADL está disponible en www.adl.org/cybersafetyguide y cuenta con opciones con las cuales los visitantes pueden acceder a información sobre como presentar quejas y denunciar el discurso de odio ante las grandes compañías en línea, incluyendo Facebook, YouTube y Twitter. Este recurso de la ADL ofrece enlaces rápidos a las políticas y términos de servicio de cada una de las empresas sobre la intimidación cibernética y el acoso. Así mismo, provee enlaces directos a los formularios de queja.

Para cada compañía de Internet, la herramienta de la ADL identifica:

  • La política general de la compañía sobre el discurso de incitación al odio, si esta existe;
  • Información sobre las políticas de la compañía sobre la intimidación cibernética y el acoso u hostigamiento;
  • Enlaces a las páginas y/o una dirección de correo electrónico donde los usuarios pueden presentar una queja formal.

“Una de las preocupaciones que a menudo escuchamos de los usuarios del internet es cuánto tiempo toma y qué tan confuso puede ser el encontrar esta información para denunciar discurso de incitación al odio a los proveedores del internet”, dijo Abraham Foxman, director nacional de la ADL. “A través de la Guía de Acción para la Seguridad Cibernética esperamos desmitificar el proceso y direccionar a los usuarios directamente a esta información para que les sea más fácil señalar o marcar el contenido ofensivo.

En el libro Viral Hate: Containing its spread on the Internet [Odio Viral: conteniendo su propagación a través del internet] (Palgrave Macmillan, June 2013)un nuevo libro co-escrito por el Sr. Foxman y Christopher Wolf, marcar y denunciar contenidos ofensivos se identifica como una de las soluciones más eficaces en la continua batalla contra el discurso de incitación al odio en internet.

Los autores, quienes se encuentran entre los principales expertos del país en material de Odio en Internet, hacen hincapié en que el denunciar uno mismo puede ayudar en el largo camino para que los proveedores asuman mayor responsabilidad por el discurso de odio publicado por los usuarios y tengan mayor capacidad de respuesta al público que sirven.

Viral Hate [Odio Viral] deja claro que el objetivo no es enfriar la libertad de expresión; sino identificar y remover discurso que cruza la línea y se convierte en racismo, antisemitismo o intolerancia o que por otra parte viola las políticas de términos de servicio de las empresas.

“Este recurso para el consumidor, el primero en su tipo, creemos que proporcionará a los usuarios del internet una poderosa herramienta para luchar contra el discurso en línea de incitación al odio”, dijo el Sr. Wolf, presidente de la división de Derechos Civiles en la ADL y abogado que se especializa en el odio en el internet.  “Debido a la enorme cantidad de contenido subido en el internet, las empresas normalmente confían que los usuarios les alertan sobre el contenido ofensivo. Esperamos poder facilitar esto haciendo que sea más sencillo para los usuarios el entender rápidamente como funciona el proceso y así ejercer su derecho a presentar una queja formal”.

Entre las compañías que se destacan en la Guía de Acción para la Seguridad Cibernética de la ADL están: Amazon, AT&T, Comcast, eBay, Facebook, GoDaddy.com, Google+, Google play, Instagram, LinkedIn, MySpace, Pinterest, Tumblr, Twitter, Vimeo, and YouTube.

En el futuro se añadirán mas empresas a esta herramienta basándonos en sugerencias de los usuarios y cambios en el mercado.

More from this Section