Nuevo estudio de ADL explica cómo el odio anti-inmigrante extremista se ha sido incorporado a la corriente principal

Este nuevo reporte proporciona perfiles de personas y esfuerzos que llevaron a la primera plana sus ideas anti-inmigrantes en última década

Nueva York, NY, 29 de noviembre del 2018... En la ultima década las opiniones extremas anti-inmigrantes han ganado legitimidad y forman parte del debate político gracias a un esfuerzo concertado por grupos anti-inmigrantes y figuras políticas, incluyendo al presidente Trump, que utilizan estereotipos e intolerancia para culpar a los inmigrantes de múltiples problemas en Estados Unidos. Ésta es la conclusión de un nuevo reporte de ADL que examina cómo los puntos de vista extremistas sobre los inmigrantes y los refugiados han pasado de los márgenes para convertirse en una pieza central del debate político en los Estados Unidos.

El reporte, "Incorporando el Odio: el Movimiento Anti-inmigrante en los Estados Unidos" examina a quienes han empujado las opiniones anti-inmigrantes de la periferia a la corriente principal y cómo lo han hecho. “El movimiento anti-inmigrante se ha galvanizado particularmente durante los dos últimos años con una administración que demoniza a los inmigrantes y a los refugiados y cuyo enfoque apunta a políticas migratorias severas y acción ejecutiva" dice el reporte.

El estudio abarca el intento del presidente para alimentar los temores sobre una caravana de migrantes mientras se dirigía hacia la frontera sur de los Estados Unidos. Además resalta los nuevos datos del FBI que muestran una escalada en los crímenes de odio, incluyendo un aumento de 24 por ciento de ataques contra los Latinos el año pasado, quienes son las víctimas de la mayor parte de la intolerancia anti-inmigrante.

"Lamentablemente, es evidente que las ideas extremistas anti-inmigrantes son una característica común en nuestro discurso político," dijo Jonathan Greenblatt, CEO y Director Nacional de ADL. "Debemos tomar medidas para eliminar esta ideología anti-inmigrante y la xenofobia y para actuar conforme a la histórica creencia estadounidense que Estados Unidos es más fuerte como una sociedad plural que acoge a los inmigrantes".

Como un ejemplo de cómo estas ideas anti-inmigrantes han sido elevadas, el informe señala que grupos de activistas han utilizado teorías y conspiraciones para describir a los inmigrantes como extranjeros que están planeando "invadir" el país y apropiarse de él, o que son simpatizantes de terroristas o les quitan los empleos a los estadounidenses. Grupos como FAIR (Federación para la Reforma de Migración), el Centro para Estudios de Inmigración (Center for Immigration Studies), NumbersUSA y el Proyecto de Memoria (Remembrance Project) y sus miembros desempeñan un papel importante en la promoción de la retórica divisiva, peligrosa y puntos de vista que demonizan a los inmigrantes mediante el uso de estereotipos, teorías de la conspiración y la intolerancia absoluta para menospreciar a los inmigrantes y culparlos de una variedad de males sociales.

Mientras tanto, grupos de supremacía blanca y otros extremistas, que comparten ciertas creencias con esos grupos y a menudo se alimentan de su retórica, han utilizado la retórica anti-inmigrante para incitar el antisemitismo y culpar a los judíos de alentar la inmigración no blanca al país. Estas teorías de la conspiración pueden conducir a consecuencias mortales, dice el reporte, señalando el reciente ataque a una sinagoga en Pittsburgh por Robert Bowers, que había sido expuesto a estas teorías de la conspiración y presuntamente las cito poco antes del ataque.

Este reporte de ADL se publica una década después de que la organización publicó un informe sobre la creciente legitimidad de grupos anti-inmigrantes. El nuevo informe detalla la incorporación de la retórica anti-inmigrante y cómo la satanización de los inmigrantes se ha acelerado rápidamente en la última década, destacando figuras y acontecimientos claves.

"Motivados por la participación de los políticos y los candidatos en mítines electorales... por políticas migratorias estatales y federales y legitimados por invitaciones para testificar ante el Congreso, los activistas y grupos anti-inmigrantes creen que están logrando con éxito la incorporación a la corriente principal aceptable”, apunta el informe.

Para evitar que las ideas extremistas anti-inmigrantes se afiancen, ADL instó a funcionarios electos y otros líderes a denunciar el odio y la intolerancia enérgicamente. Además, el reporte pide a los miembros del Congreso dejar de invitar a conocidos grupos anti-inmigrantes a testificar en audiencias y foros.

Adicionalmente, ADL pide que el gobierno, los medios de comunicación, y el público tomen una serie de "medidas intencionales" para proteger a los inmigrantes y refugiados, entre ellas las siguientes:

  • Un camino a la ciudadanía para los "Soñadores" (Dreamers) y protección para los refugiados procedentes de países con mayorías musulmanas;
  • Una legislación migratoria comprehensiva dirigida a los millones de indocumentados que viven en Estados Unidos y que incluya reformas al actual sistema de migración legal;
  • Mejorar la denuncia de los crímenes de odio al FBI y proveer más capacitaciones contra la discriminación para la policía;
  • Proporcionar a los estudiantes herramientas para combatir el odio y la intolerancia y proteger a los estudiantes inmigrantes;
  • Ampliar los esfuerzos entre el gobierno, las redes sociales y otras plataformas tecnológicas para contrarrestar el extremismo y la intolerancia en línea.


La Liga Antidifamación fue fundada en 1913 para detener la difamación del pueblo judío y garantizar la justicia y el trato justo para todos. Hoy en día, es la organización líder en el mundo que combate el antisemitismo, expone a los grupos de odio, capacita a las fuerzas de la ley sobre los delitos de odio, elabora planes de estudio contra los prejuicios para los estudiantes, contrarresta el odio cibernético y persigue incansablemente la igualdad de derechos para todos. Síguenos en Twitter: @ADL_National @ADL_es

ADL is the world’s leading anti-hate organization. Founded in 1913 in response to an escalating climate of anti-Semitism and bigotry, its timeless mission is to protect the Jewish people and to secure justice and fair treatment for all. Today, ADL continues to fight all forms of hate with the same vigor and passion. A global leader in exposing extremism, delivering anti-bias education, and fighting hate online, ADL is the first call when acts of anti-Semitism occur. ADL’s ultimate goal is a world in which no group or individual suffers from bias, discrimination or hate.

More from this Section